Paul McCartney, un largo camino en solitario


Con 78 años cumplidos y seis largas décadas de carrera musical a sus espaldas, el beatle Paul McCartney, Macka, ha continuado activo, creando y produciendo música, pase lo que pase.


Paul McCartney en 1980. Dibujo de Rodrigo L. Alonso

En 2020 Macka canceló su gira y nos ofreció su tercer disco "casero" en cincuenta años, grabado durante sus meses de confinamiento.

Consideró que no había razones suficientes para no seguir en pie, a pesar de la pandemia y del aislamiento. En estos últimos meses del año más aciago que hemos conocido en mucho tiempo, estuvo trabajando en su granja apartado del mundanal ruido. El resultado fue su McCartney III (Capitol Records), un álbum creado íntegramente por él en su estudio instalado en casa. Allí compuso, tocó todos los instrumentos, grabó e hizo las mezclas.

MCCARTNEY, SOLO EN CASA

Él ya había grabado y lanzado con su "técnica casera" un primer disco con su nombre, McCartney I, en 1970, al poco tiempo de producirse la traumática separación de los Beatles. En 1980 volvió con la misma fórmula y dio a conocer su McCartney II, tras disolver Wings, el grupo que le acompañó en sus andanzas durante toda la década de los años setenta.

McCartney II es un disco que con el tiempo ha pasado a la historia y se ha convertido en referencia obligada para nuevas generaciones de músicos indies y amigos del tecno, de la Lo-fi, de la auto producción, con sus distorsiones de voz, sus cajas de ritmos, sus sintetizadores y toda clase de mezclas experimentales. De entre sus canciones salieron singles que impactaron y sorprendieron hasta en las salas de baile, como Temporary Secretary.

Sin embargo, en aquel momento McCartney II fue rechazado o ignorado por muchos de sus seguidores de los tiempos del cuarteto de Liverpool, y atacado por una parte de la crítica, bien por considerarlo demasiado experimental o por la apariencia "chapucera" de su producción discográfica.

Por aquellos días de 1980, publiqué un artículo titulado La técnica casera de Paul McCartney. Reproduzco a continuación alguno de sus atrevidos párrafos de crítico juvenil:

"Este McCartney II posee la originalidad absoluta de habérselo hecho él solito, es el resultado de su técnica casera, como él mismo dice. Quería volver a tocar todos los instrumentos y a manejar el equipo de grabación instalado en su casa. Allí ha hecho todo tipo de perrerías también con su voz, una vez grabados todos los instrumentos, al utilizar una máquina controladora de velocidades, acelerando ligeramente y aplicando ecos. El resultado es sorprendente en canciones como Comming Up, que abre el álbum".

(...)

"McCartney nos descubrió que él es músico en estado puro. Ni un sólo altibajo, ni un solo periodo de abandono. Tampoco grandes cambios en su forma de producir canciones. Con la misma facilidad que componía para los Beatles, lo ha hecho hasta ahora. Aunque también es cierto que, a pesar de que sean buenas canciones, no siempre alcanzan el toque único de aquellos temas firmados junto con Lennon".


MCCARTNEY III CUATRO DÉCADAS DESPUES

La tercera entrega “casera” llegó cuarenta años después, y al escuchar sus canciones nos trae irremediablemente ciertos ecos de pandemia, con un clima intimista y una actitud positiva, como es habitual en Macka.

La música de este McCartney III es aparentemente sencilla, elegante, creada por y para sí mismo, en el mejor sentido, es decir, sin pensar en hacer canciones que tengan que funcionar comercialmente, o que de ahí iba a salir un álbum.

Es un trabajo realizado laboriosamente, día tras día metido en el estudio, con un método avalado por su larguísima experiencia. Comenzaba a grabar con el instrumento con el que había compuesto la canción –el piano o la guitarra– y más tarde, de forma gradual, iba superponiendo los demás instrumentos: el bajo, la batería, un punteo de guitarra, un toque de sintetizador...

Se trata de un método similar al que ya empleó en 1970 y en 1980 con sus dos primeras experiencias de este tipo. Una interesante línea de trabajo, tal vez muy distanciada en el tiempo, pero que creo conviene recordar, recuperar y destacar entre la inmensa cantidad de producciones discográficas –a veces irregulares– del beatle más activo y creativo.

"Cuando lleguen los días fríos, desearíamos haber aprovechado el día", canta Macka en la última canción de este nuevo álbum, titulada Winter Bird: When Winter Comes, un tema que anima a seguir “el largo y tortuoso camino” y evoca el sonido del Álbum Blanco, y de la inolvidable canción Blackbird.

LO MAS VISITADO

John Coltrane, culto al saxo enfurecido

John Lennon, la vuelta a los orígenes

Las edades de Miguel

Estilos musicales y dieta sonora

Infografía para entender el Arte del siglo XX

Janis Joplin, el blues más amargo

Chet Baker, suave viento cool