Entradas

Pauline Boty, la mujer olvidada del Arte Pop

Imagen
Redescubrimos a Pauline Boty gracias a Otoño , la exitosa y bien tratada por la crítica, obra de la escritora escocesa Ali Smith. En algunas de sus páginas, la protagonista/narradora de Otoño decide investigar –académicamente– la vida y la obra de esta mujer moderna, única representante del Arte Pop británico de los primeros años sesenta del siglo XX. Pauline Boty (1938-1966) vivió intensamente aquellos años de explosión juvenil del Londres más moderno. Estudió en el Royal College of Art y en la Escuela de Arte de Wimblendon, donde era conocida como Wimblendon Bardot, por su atractivo físico y su parecido con la actriz francesa Brigitte Bardot.  Trabajó como modelo, bailarina e hizo sus pinitos en la radio, la televisión y en el cine de la “nueva ola europea”, compitiendo incluso con Julie Christie, musa británica de la época, por algunos papeles. La joven Boty estuvo presente también en la “movida” musical londinense: fue acompañante e introductora del joven Bob Dylan en un Londr

Pink Floyd, la psicodelia en extinción

Imagen
Fueron los representantes máximos del rock cósmico y alucinógeno. Nacieron con la psicodelia más imaginativa y fueron extinguiéndose como dinosaurios. Fue un cuarteto británico, surgido en la segunda mitad de los años sesenta del siglo XX, procedente de Cambridge. Rompió moldes y ejerció una gran influencia en el rock posterior, llamado progresivo, sinfónico, psicodélico … Los Pink Floyd también revolucionaron la forma de escuchar la música. Los seguidores de su propuesta buscaban adentrarse en sonidos nuevos, espaciales, oníricos. Y escapar. Nada de canciones breves y con estribillo. La oferta consistía en prolongadas travesías cósmicas. Paisajes sonoros elaborados con sintetizadores, artilugios y efectos desconocidos hasta entonces, preparados en estudio con la tecnología de la época y grandes dosis de imaginación. Un personaje muy especial llamado Sid Barrett fue su primer cantante, guitarra y dinamizador inicial del grupo. Provisto de una creatividad enloquecida y desbordante,

Mondrian bailaba boogie-woogie

Imagen
La abstracción pura propuesta por De Stijl y el llamado neoplasticismo de Piet Mondrian, tuvieron en el jazz su base sonora, rítmica y emocional.  Una música nueva, libre, rompedora. Aquel holandés tan serio, sobrio y calvinista, profeta del neoplasticismo y autor de los iconos visuales más reconocibles de las vanguardias del siglo XX , era un entusiasta del jazz, la música americana que conquistó las capitales del viejo continente. Mondrian escuchaba en los clubes de París, Londres y finalmente Nueva York a las orquestas de swing , a los intérpretes de blues y a los pianistas de la época, como Cab Calloway o Duke Ellington. Y quedó definitivamente cautivado cuando sonó la trompeta de Louis Armstrong en el Bulevar Saint-Germain de París, a finales de aquellos locos años veinte. También le gustaban a Mondrian los nuevos bailes, como el charleston o el fox-trot . Precisamente, tituló dos de sus obras de 1929 y 1930 de esta forma: Fox-trot A y Fox-trot B . JAZZ Y NEOPLASTICISMO En

Keith Jarrett, el improvisador solitario

Imagen
El piano de jazz, la improvisación y la experimentación llegaron a los auditorios y salas de conciertos de Europa, Japón y Estados Unidos gracias a este músico heterodoxo. Keith Jarrett concentrado al piano. Dibujo con lápiz de grafito. Keith Jarrett es uno de los músicos de jazz más influyentes del último medio siglo. Desde los años setenta del pasado siglo ha ido desplazando su destreza musical desde los festivales de rock con su fusión y los clubes de jazz, hacia los entornos más académicos y clásicos de las salas de conciertos, los grandes teatros y los auditorios, con sus "solos de piano". Unos solos de piano que se inauguraron con su imprescindible  Facing You  (ECM, 1971) y finalizan con  Budapest Concert , grabado en 2016 y editado finalmente en 2020. Entre una y otra grabación, unos 80 álbumes de piano para el exquisito sello ECM, creado por el músico alemán Manfred Eicher. MÚSICA SIN CONCESIONES Destaca por su éxito comercial The Köln Concert , de 1975, que vendió c

Bob Dylan, un joven cantautor folk

Imagen
Su nombre se convirtió en icono de la canción protesta, de una voz aconpañada por una guitarra, que desgranaba poemas comprometidos contra la guerra y los poderosos. Pero eso sucedió hace mucho tiempo, durante su primera juventud. Cuando Dylan llegó a Nueva York, con apenas veinte años, el folk song vivía un nuevo explendor. Una generación de trovadores despertaba, más politizada y activista que nunca. Allí estaban Tom Paxton , Tom Rush , Joan Baez o Judy Collins . El joven Dylan se acercó a este grupo y pronto fue cálidamente acogido. Destacaba más por su personalidad y su ironía que por su voz. Aportaba un bagaje donde cabían simultaneamente las influencias del cantante comprometido Woody Guthrie , del legendario bluesman Robert Johnson , y los poetas Rimbaud o Allen Ginsberg . Contaba que su nombre artístico era en homenaje al poeta británico Dylan Thomas, inspirador de la Beat Generation , a cuyos escritores leía desde la adolescencia, empezando por Jack Kerouack y sus vagabun

Django Reinhard, la guitarra pionera del jazz

Imagen
Con Django Reinhard entra la guitarra en el jazz con plenos derechos. Su técnica “inexplicable” se convertiría en referencia posterior para muchos guitarristas. No se trataba de una guitarra para acompañar, sino como instrumento solista. También se puede decir que fue el primer músico europeo que ejerció su influencia, su autoridad y su magisterio en el jazz norteamericano. Prácticamente todos los guitarristas de jazz posteriores a Django Reinhard y hasta la actualidad, se confiesan, en mayor o menor medida, sus herederos y discípulos, desde Kenny Burrell o Wes Montgomery hasta Pat Metheny . Son ellos –los guitarristas de jazz– los que no se cansan de explicar que su forma de tocar era increíble, incontestable, insuperable… e inexplicable. Una figura misteriosa la de este mago de la guitarra y del swing , que se inventó su propia técnica para superar sus limitaciones físicas, consecuencia de un dramático accidente que dejó inutilizados varios dedos de su mano izquierda. MESTIZ

Louis Armstrong, primeros pasos del jazz

Imagen
Simbolizó la energía creativa del jazz en el mundo durante el siglo XX; con su trompeta y su voz ronca y profunda; provisto de swing y de una facilidad innata para la improvisación. Louis Armstrong representa mejor que nadie aquellos primeros tiempos del Hot Jazz surgido en Nueva Orleans y desarrollado durante las dos primeras décadas del siglo XX. Siempre se distinguió por poseer ese poderoso sentido del swing que hizo de él uno de los músicos más "hot" de su época. Ese término, "caliente", que hacía referencia a la cualidad de poseer un ritmo enérgico, inherente al swing , exclusivo de los negros. Hijo y producto de una dura infancia en el barrio de Storyville. Tocar la corneta en el reformatorio, corretear por las calles de Canal Street y escuchar a la multitud de músicos que generaba la ciudad del Mississippi permitió al joven Louis iniciar un largo viaje que le convertiría en símbolo de esa música surgida en el ámbito de la cultura afroamericana, además de

Gregory Porter, vuelve la voz al jazz

Imagen
Jazz vocal que busca llegar a públicos más amplios y recoge atributos del funk, del blues o del gospel. Los crooners siempre regresan. Es una figura atípica, diferente, excéntrica en el santoral de los crooners que en el mundo del jazz vocal han sido. Se llama Gregory Porter y ya lleva una década en el Olimpo de los Grammy, los festivales y las buenas críticas. Al escuchar esa potente voz de barítono te llegan aromas de soul , de gospel o de blues . También se percibe envolvente gracias a una instrumentación siempre exquisita que le acompaña y subraya sus cualidades vocales. Y pronto te olvidas de etiquetas y prejuicios. Podría pensarse que es un crooner con una misión encomendada: hacer del jazz un género accesible, un sonido agradable para un mercado de masas, como lo fue en otros tiempos en los que formaba parte de las músicas populares. ¿Pero dónde están los límites? ¿Cuales son las líneas rojas marcadas por los defensores de la pureza? ¿Se trata de transgredir o de fusionar

Chet Baker, suave viento cool

Imagen
El delicado sonido de su trompeta y su voz trajo un toque de sensualidad y elegancia al Jazz desde la Costa Oeste de Estados Unidos.  Un joven y atractivo Chet Baker se convirtió en el icono del cool y de lo "cool", gracias a las fotografías que William Claxton le hizo en 1955. Su trompeta y su voz susurrantes forman parte del estilo del Jazz desarrollado en la Costa Oeste de Estados Unidos, al que se adhirieron músicos mayoritariamente blancos, como los saxofonistas Gerry Mulligan , Lee Konitz , Stan Getz , Paul Desmond y Art Pepper o el pianista Dave Brubeck .  Swing , instrumentos de viento suaves, fraseos pausados, melodías sugerentes y arreglos cuidados eran algunas de las señas de identidad del estilo cool . Este estilo, que consiguió ampliar el público del Jazz, nació, sin embargo, a partir del disco de Miles Davis , titulado The Birth of the Cool , editado en 1948. AL ESTILO DE LOS ÁNGELES Chet Baker por aquellos días ya tocaba la trompeta... en la Banda del 28

Paul McCartney, un largo camino en solitario

Imagen
Con 78 años cumplidos y seis largas décadas de carrera musical a sus espaldas, el beatle Paul McCartney, Macka , ha continuado activo, creando y produciendo música, pase lo que pase. En 2020 Macka canceló su gira y nos ofreció su tercer disco "casero" en cincuenta años, grabado durante sus meses de confinamiento. Consideró que no había razones suficientes para no seguir en pie, a pesar de la pandemia y del aislamiento. En estos últimos meses del año más aciago que hemos conocido en mucho tiempo, estuvo trabajando en su granja apartado del mundanal ruido. El resultado fue su McCartney III (Capitol Records), un álbum creado íntegramente por él en su estudio instalado en casa. Allí compuso, tocó todos los instrumentos, grabó e hizo las mezclas. MCCARTNEY, SOLO EN CASA Él ya había grabado y lanzado con su "técnica casera" un primer disco con su nombre, McCartney I , en 1970, al poco tiempo de producirse la traumática separación de los Beatles. En 1980 volvió con la

TU COMENTARIO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *